images-dolfina2
La Dolfina se consagró campeón del 121° Abierto Argentino de Polo de Palermo, trás imponerse en la final a Ellerstina por 14 a 12 y cerró así otro brillante año 2014 con la obtención nuevamente de la Triple Corona.
El equipo de Vicente Casares, además mantiene un invicto que lleva 24 victorias del Alto Hándicap que arrancó en 2.013.
El elenco liderado por Adolfo Cambiaso (40 goles de hándicap) logró así su octavo título en la Meca del Polo argentino, trás las consagraciones en 2002, 2005, 2006, 2007, 2009, 2011 y 2013, y que ya se ubicó en el tercer escalón del historial junto a North Santa Fe y El Trébol y por detrás del histórico Coronel Suárez (25) y Hurlingham (14).
En cambio, Ellerstina (37 goles), que en 2013 no había podido siquiera llegar a la final, se quedó con seis consagraciones, luego de ganar las ediciones de 1994, 1997, 1998, 2008, 2010 y 2012.
La Dolfina venía de derrotar a la Zeta en los abiertos de Tortugas y Hurlingham y con ésta nueva Triple Corona se convirtió en el segundo equipo en conseguir ese halago dos años en forma consecutiva, ya que sólo el legendario Coronel Suárez pudo lograrlo (1974 y 1975).
images-dolfina1
El goleador del partido fue Facundo Pieres con 10 tantos relegando a Cambiaso que terminó con nueve conquistas, y también se coronó como el máximo artillero en Palermo con 38 contra los 32 del crack de la formación campeona.
Para la formación de Vicente Casares fue la decimocuarta final (décima consecutiva) en los últimos 15 años, mientras que el equipo de los hermanos Pieres llegó a las tres finales de la temporada alta, pero en los tres encuentros fue derrotado por el equipo de Cambiaso.
images-dolfina
Si se piensa que a lo largo de los años La Dolfina viene fortificando su historia grande en el polo argentino no es para más que merecido.
Siempre se habló del Venado Tuerto, de los Cavanagh, El Trébol, los Menditeguy, los Duggan, de los Heguy, los Dorignac, de La Espadaña de los Pires, Chapaleufu de los Heguy, la Ellerstina de los Pires y La Dolfina de Cambiaso. Ahora es fácil tentarse en decir que La Dolfina es la mejor versión de todos los tiempos no estando lejos de la realidad, ya que si tuviera que elegir en donde comenzó hacerse grande, místico y fuerte se podría comenzar en el 2005 con Cambiaso, Monteverde, Aguerre y Castagnola al ganar cuatro veces en Palermo en cinco temporadas.
Pero La Dolfina comenzó a imponerse desde su inicio en el 2000 y por causa del conflicto entre Gonzalo Pires y Cambiaso, fue el propio Adolfito y Castagnola que inauguraron la nueva etapa.
Abrirse de la organización que tenía Ellerstina era una detarminación de gran riesgo de raíz y quizás hoy a la distancia poco se valore en su justa medida ese subcampeonato CHAPA II o hasta el siguiente con Chapaleufu, fueron selectos equipos que intervinieron en La Catedral del Polo que llegaron para algo importante para demostrar que 14 años después no fueron en vano.
Volviendo al presente La Dolfina se adjudicó 21 títulos consecutivos de Triple Corona que consiguió hace 40 años el legendario Coronel Suárez (1974-5).
La Dolfina puede sentirse orgulloso porque respondió a sus objetivos que buscó y de aquí en más le quedan buenas posibilidades si conserva su estirpe como unidad de equipo.