Tribunas en 9 de julio El domingo 31 de marzo del 2012 la avenida 9 de julio se viste con tribunas desde Viamonte hasta Av. de mayo para una carrera callejera de autos Renault de categoria TC 2000 la avenida 9 de julio, la más representativa de todo el trazado, está reducida a tres carriles entre Avenida de Mayo y Perón que por 48 horas quedará cerrada por completo hasta el final de la competencia.
La largada de la prueba será en la intersección de las avenidas de Mayo y 9 de Julio, donde estarán situados los boxes. Desde allí, los autos seguirán por 9 de Julio, bordearán el Obelisco y pasarán por el Teatro Colón hasta Viamonte; luego, otra vez 9 de Julio hasta Diagonal Norte, de allí a Bolívar bordeando la Plaza de Mayo y regreso por Avenida de Mayo al punto de partida. El circuito enclavado en el medio de la ciudad, en el que se girará en sentido horario, tendrá una extensión de 3080 metros.
Buenos Aires cambia lentamente su fisonomía con el rugir de los motores que no es habitual sobre la avenida 9 de Julio, los seguidores del Súper Turismo Competición 2000 se preparan para una carrera  inusual en el calendario del callejero porteño, por la segunda fecha del torneo, que se realizará el domingo 1° de abril. Es cierto que los adeptos a éste deporte desde que no vieron nada parecido en el automovilismo deportivo y ahora miran con cierto recelo estas exigencias. Esta modalidad es rechazada por quienes esperan lucha directa y velocidad y defendida por los menos tradicionalistas, que se entusiasman con ver “más cerca” a los coches que habitualmente observan por TV o desde una lejana tribuna en cualquier autódromo.
El campeón Matías Rossi reconoció el trazado sobre su Toyota Corolla (en compañía del Peugeot RCZ que oficiará como auto de seguridad), dejó una impresión positiva: “El circuito es espectacular”. Esos términos, al menos, jamás se escucharon de los competidores en los improvisados dibujos que ganaron la calle en oportunidades anteriores.
Para Mariano Werner, quien declaró que es “un sueño correr en la capital del país”, en lo que anticipa como “una gran fiesta con mucho colorido y que llega justo con el cambio de motores de la categoría, lo que le va a dar un condimento extra”, y para su colega Emiliano Spataro, un enamorado de estas exigencias, “correr en las calles de Buenos Aires significa algo especial y además, vamos a acelerar en lugares más anchos que en los que lo hicimos antes”.
La largada de la prueba tendrá un circuito desde la intersección de las avenidas de Mayo y 9 de Julio, donde estarán situados los boxes y desde allí, los autos seguirán por 9 de Julio, bordearán el Obelisco y pasarán por el Teatro Colón hasta Viamonte; luego, otra vez la 9 de Julio hasta Diagonal Norte, de allí a Bolívar bordeando la Plaza de Mayo y regreso por Avenida de Mayo al punto de partida.
El piloto entrerriano Mariano Werner (Toyota) se adjudicó el triunfo en la vibrante competencia final que Súper TC 2000 llevó a cabo en el inédito trazado Callejero de 3056 m en Buenos Aires, en el marco de la segunda fecha del campeonato 2012.
Con una final emocionante, del exigente trazado el piloto del equipo Toyota se impuso ante el brasileño Carlos “Cacá” Bueno (Focus), mientras que el “Bochita” Jorge Trebbiani (Focus), completó el podio con un comienzo picante que tuvo la competencia, con el cordobés José María López (Linea) buscando la clasificación, Christian Ledesma (Cruze), al final de la recta de la 9 de Julio pero perdiendo al retrasarse hasta el cuarto lugar del clasificador, con Facundo Ardusso (308) y Werner por delante.
En el giro siguiente, Ledesma sufrió un problema con una manguera de la caja de su Chevrolet y debió entrar a boxes, perdiendo el liderazgo de la competencia, que recayó en manos de Ardusso, que en vueltas siguientes quedó retrasado en el clasificador.
Matías Rossi, ganador de la primera serie se quedó en la sexta vuelta por un problema con su Toyota, con principio de incendio en el ingreso a Diagonal Norte.
Ponce De León se pasó en el ingreso a la 9 de Julio y terminó fuera de competencia, mientras López y Canapino  padecieron sendos problemas con sus cajas y debieron abandonar, y Werner se mantenía segundo y expectante ante un Ardusso que mostraba buen ajuste en correr, en tanto Bueno ascendió paulatinamente y llegó hasta el tercer lugar.
Hacia el giro 25, la exigencia del Callejero anotaba un nuevo abandono, el de Leonel Pernía, quien venía cuarto, por problemas de temperatura en su Fluence.
Sobre el final la incógnita se despejó apenas se produjo el relanzamiento, cuando el santafesino se fue a boxes y el entrerriano pasó a liderar la competencia, acosado por el brasileño Bueno, quien quería dar el gran golpe de visitante pero no consiguió.
Sin embargo, el piloto Werner del TTA aguantó la embestida del carioca y se alzó con una victoria importantísima en una escenario inédito para el automovilismo nacional.
La próxima competencia de Súper TC 2000, según el calendario que brinda la categoría, será en el autódromo de Rosario el 22 de abril.