Trás dos horas y media de audiencia, el organismo determinó una leve sanción sobre el técnico: fue suspendido por dos meses de toda actividad relacionada con el fútbol y multado con 25 mil francos (24.691 dólares o 16.565 euros).La sanción entrará en vigencia el 15 de noviembre y se extenderá hasta el 15 de enero del 2010, dijo la FIFA en un comunicado.

Su coche llegó acompañado por otros dos vehículos. El seleccionador y ex jugador fue recibido a las puertas de la FIFA por los representantes de los medios de comunicación y por una decena de seguidores argentinos residentes en Zúrich, que le esperaron pacientemente bajo la lluvia. Dos horas y media después, abandonó el edificio en un automóvil sin querer hacer declaraciones y esta noche está previsto que regrese a Madrid.
Desde el partido ante Uruguay, por las eliminatorias mundialistas, las críticas llovieron de todos lados, a pesar de lo cual Diego se negó a pedir disculpas y las intentó justificar como un momento de "desahogo".

"Tengo memoria. Al que no creía, a los que no creyeron, con perdón de las damas, que la chupen y que la siguen chupando. Yo soy blanco o negro, gris no voy a ser en mi vida. Ustedes me trataron como me trataron. Sigan mamando", dijo Maradona.
Por estos improperios, el entrenador del equipo albiceleste fue juzgado en aplicación del artículo 58.1 del Código Disciplinario de la FIFA, que empieza diciendo "el que públicamente humille, discrimine o ultraje a otra persona de forma que suponga un atentado a la dignidad humana (…) será suspendido por un mínimo de cinco partidos en todas las categorías".