Con una largada simbólica a toda fiesta en el Obelisco de Buenos Aires se pone en marcha la prueba del automovilismo más exigente del mundo con 530 vehículos que recorrerán 9578 Km por el país y Chile por primera vez en el continente sudamericano.

El mítico rally Dakar se chequearon en la revisación técnica los prototipos de vehículos en distintas categorías, así como motos que tuvieron que respetar las regla de decibeles contra ruidos molestos. Una novedad en éste Rally es que fueron permitidos a los participantes usar el sistema GPS como guía de ruta para los pilotos.
En el Rally participan los que tienen mucho dinero para vivir una aventura extreme y la organización ASO les prepara como una agencia de viajes una prueba sorprendente y fabulosa pero muy dura en resistencia durante 14 días dónde estarán lejos de todo confort en carpas, atravesando zonas inhóspitas de terreno abrupto y de exigencia extrema.
Los motociclistas pagan por ello 12.000 euros la inscripción más otros 3000 por sus máquinas y así poder correr la carrera de su vida sabiendo que pueden perderla. Entre los principales participantes del Dakar 2009 se cuentan los pilotos de Mitsubishi, Volkswagen y BMW y en motos estará KTM de Cyril Després (Fr) y su coequiper Marc Coma (Esp). Se integraron a los 235 participantes 185 autos, 25 cuatriciclos y 85 camiones. A los cuatro días de la carrera de su trigésima edición del Dakar están liderando en autos los españoles Carlos Sainz y Marc Coma en moto, y está siendo su escolta David Fretigue.
El ganador de la prueba del circuito Puerto Madryn con Ing. Iacobacci fué del quatarense Nasser Al-Attiyah con BMW. El sudafricano Giviel De Villiers está tercero y Stephane Peterhansel en cuarto lugar. En cuatriciclos está el francés Cristophe Declerck y en los camiones lidera el holandes Gerard De Rooy.
Todos al recorrer la estepa patagónica la polvareda no fué menor que la acostumbrada en el desierto a la que levantaban otros competidores al igual que en territorio sudafricano durante 30 años de surcar ésos paisajes.
La 5º etapa de la competencia entre Neuquén y San Rafael será de 763 Km de los cuales 506 serán especial y 257 de enlace. Por su parte en la 5ª jornada quedó enlutada por la trágica muerte por edema pulmonar del motociclista francés Pascal Terry. En ella el sudafricano Giniel de Villiers con Volswagwn Touareg II fué vencedor, luego de que el español Carlos Sainz que lideraba tuvo un vuelco que le valió terminar 9º y caer al 3er puesto en la general, Sainz llegó a la ciudad con su auto dañado y sin parabrisas con el auto muy golpeado expresó; “Tuve inconveniente con la dirección y al encarrar las dunas de frente lo hice demasiado rápido y mimáquina volcó”.
También el puntero quatarí Al-Attiyah sufrió problemas al detenerse para sacar el pasto que se le juntó en el radiador y consiguió quemarse su mano, pero en la sexta jornada de San Rafael a Mendoza evitó pasar los 9 puestos de control y fué descalificado de la competencia, pasando a liderar el sudafricano Giniel de Villiers con su Volkswagen al ganar la 6ª etapa.
La misma tuvo partida de la zona del Nihuil de tramo especial cronometrado y ya cerca de Mendoza la jornada se volvió emotiva por la cantidad de gente que recibía a los competidores y al estar cerca de los vehículos tenían que demorar su marcha hasta llegar al campamento en el Parque San Martín, trás una carrera donde 40 participantes quedaron atrapados bajo una tormenta de lluvia, granizo y viento en las dunas del Nihuil con momentos vividos al límite de irrefrenables sensaciones de miedo, incertidumbre y extravíos en la Pampa del Diamante. Para la 7ª etapa la caravana del Dakar deberá enfrentar el operativo aduanero para el cruce de la Cordillera andina hacia Chile al revisar 700 autos, motos y camiones que están en competición donde podría significar para algunos la eliminación de pilotos que violen las normas que rigen el tráfico entre ambos países al cumplimentar el paso internacional hacia Valparaíso.
Para muchos será lo más duro del Dakar sudamericano al tener que enfrentar un norte en Copiapó y pasar a Fiambalá por las dunas y estepas de la región. En los cuatriciclos el 5º lugar está en Marcos Patronelli y en motos continúa liderando Marc Coma, el español con su KTM con 23h43m41s en la general.
La troupe itinerante del Dakar en el cruce cordillerano se asemeja a la hazaña histórica Sanmartiniana pero ésta vez comenzó a las 5 de la mañana cuando Cyril Deprés prendió su máquina y aceleró hacia el cruce a Valparaíso para cubrir la 7ª etapa siguiéndole el resto al dejar el Parque San Martín en Mendoza.
Al cubrir los 175 Km de enlace los primeros en llegar a Uspallata fueron las motos de Coma y su compatriota Villadons, después de un breve descanso, la caravana continuó con un marco de picos nevados al frente que asombró e intimida por su magestuosidad que muchos aprovecharon en sacar fotos al llegar al control aduanero chileno que los esperaban para cumplir el trámite con poca demora.
Tras el descenso empinado de la ruta de los caracoles enfilaron raudos ante cientos de personas que los saludaban victoriándolos a su paso, esa tribu de bólidos de la polvareda que hace sólo 5 días antes estaban en el las orillas del Atlántico en Puerto Madryn y ahora próximos a desembocar bordeando las orillas de la costa Pacífica al llegar a Valparaíso. Ya llevan recorridos 4950 Km, algo más de la mitad de lo que resta, hubo 153 abandonos, el español Sainz continúa liderando la general en autos, seguido del sudafricano Gilien de Villiers a sólo 9 seg y tercero el norteamericano Mark Miller a 13m53 seg y algo más atrás está Orly Terranova a 4hs de Sainz.
En cuatriciclo el primer argentino bonaerense de Las Flores con 28 años Marcos Patronelli se adjudicó la séptima etapa a Valparaíso en 3hs41m37seg y quedó segundo en la general con su máquina canadiense CAN-AM de 800 cm3 de cilindrada y puede llegar a dar una sorpresa con una fiesta en su pueblo de Las Flores sobre el final.
En motos continúa adelante Coma con 51m22seg seguido por Cyril Deprés con su Red Bull KTM para prepararse a iniciar la 8ª etapa a La Serena.

Con el correr de las etapas fueron cayendo algunas marcas en competencia como la japonesa Mitsubishi que fuera máxima favorita de las competencias anteriores con el francés Peterhansel y Hiroshi Masuka, para dejar paso a la alemana Volkswagen que lidera la caravana con ventaja spbre el resto y se acrecienta con el correr de los días. El emblema Volks lo lleva el español Sainz que logró su 4ª victoria en especiales recorriendo 294 Km entre Valparaíso y La Serana en 3h47m19 y que pareció un rally tradicional con caminos resbaladizos y algunas trampas, a pesar de ésto lleva la ventaja por 10m57seg al sudafricano Villiers como segundo y con 18m05seg al tercero estadounidense Marc Miller con Volks.
Otra destacada actuación fué de Marcos Patronelli con cuatriciclo Can Am  que continúa segundo en la 9ª etapa al confirmar su buen momento en la jornada, pero yá en los últimos tramos se encontró con el puntero, el checo Josef Machazeck con Yamaha que continúa liderando con una diferencia sobre el argentino de 2h18m.
Al empezar la 9ª etapa entre La Serena y Copiapó los pilotos se enfrentarán a retos más riesgosos al tener que recorrer el desierto de Atacama como el rivál más árido donde se verán muchas dunas, piedras y otras dificultades para entrar en la parte más tremenda de la competencia y en sus momentos de definición.
En la 10ª etapa sigue Sainz liderando la clasificación general con su Volks Touareg que sumará 476 Km de recorrido al comenzar y terminar en Copiapó recorriendo el pleno desierto de Atacama donde la arena, polvo, piedras y escollos son exclusivos en una desolada escena tan imponente como asombrosa que muchos participantes lo llaman el “infierno” por tener dunas de 1000 m de altura con extensiones de 100 Km y condiciones climáticas de mucho calor, como en todo desierto a la hora de atacar.

La organización para éste recorrido decidió reducir 200 Km para la especial que era de 670 Km. Así las dunas serán jueces de los aventureros que consigan determinar quiénes continuarán en la carrera rumbo a la Argentina hasta su final.
El campamento bivovak en Copiapó es una pequeña villa instalada con carpas en medio de la nada del desierto y lo único existente son dunas, cerros y mucho polvillo en un paisaje amarillo-anaranjado para recibir a los participantes. Los vientos pueden llegar a provocar la voladura de alguna carpa poco amarrada al suelo árido. El sol arde y hace insoportable al parecer estar en un horno tan cerca de un lugar dónde la sombra no se alargan.
A los 13 días de la partida algo ya parece ser una eternidad por la ardua intensidad de la carrera al quedar 359 vehículos en competencia. La empresa Amaury Sport Organitation ASO responsable del Dakar puede modificar algunos itinerarios para alivianar la duraza de la prueba para que los arribos sean mayores. De tal manera se liberaron 13 Km en Atacama en aquél sector de dunas que se presentaban como una barrera infranquable.
Fué una carrera dura por tratarse de un martes 13, para Patronelli le fué feliz con su cuatriciclo ya que ganó la etapa dejando la huella en la arena, pero en cambio para Orly Terranova con su auto BMW fué de mala suerte ya que algo perdido en su ruta venía sobre un lecho de río con piedras y se desvió para seguir a un motociclista que ascendía una pendiente hasta llegar arriba, éste se paró y para no atropellarlo desvió hacia la derecha pero al terminarse la subida se encontró cayendo de trompa a un pozo de 4m volcándose el coche. Un accidente imprevisto con golpe duro fué para ambos competidores que consiguieron salir doloridos y con el auto en malas condiciones decidieron abandonar.
Peor resultó el accidente del motociclista español Cristóbal Guerrero que cayó de su máquina en el Km160 y sufrió graves heridas de contusión por lo que fué internado en el Hospital de Copiapó en estado de coma.
La 11ªjornada por causas climáticas adversas, la organización decidió suspenderla el tramo que comprende Copiapó- Fiambalá para pasar al lado argentino con la 12ª etapa de Fiambalá a La Rioja.
El Rally Dakar nació hace 30 años y trabajaron muy intensamente para traerlo a la Argentina y Chile su promotor y responsable comercial David Eli que no se animó a dar cifras por entender que la carrera tiene características únicas y hay que vivirla desde adentro con resultados positivos como para hacerla el año que viene.
La organización despliega una logística con vehículos y trailers de acompañamiento para la asistencia de los pilotos ya que televisa con helicópteros desde el aire y rastrea el circuito con 4 helicópteros Bell 407 con una cotización de U$S 2000 por hora de vuelo, alquilados a Inaer, una empresa francesa con representación en Chile durante toda la competencia.También para mover el engranaje deportivo el combustible de YPF consume 1700.000 litros de gasoil y 50.000 lts. de nafta súper para los competidores que lo tienen pago en las estaciones preindicadas.Hay también un servicio de catering en todos los campamentos vivac que atiende Sodexo, los envios de traslados de las máquinas en barco a Europa, todo estos costos están absorbidos por la organización y que el participante paga con su inscripción.Ésta pasión tiene alto costo de servicio ya que cada participante para competir tiene que depositar para el caso de motos hasta 12.000 euros más 3000 por máquina, para los autos cuesta 12.000 por tripulante más 2800 por auto, si es un camión de 4×4 es 4100 y 5100 para un 6×6 euros.Ésto al piloto le garantiza transporte de ida y vuelta al lugar, derechos deportivos, asistencia médica y transporte de una valija y 2 ruedas, la responsabilidad civil de circulación para todo el recorrido de la prueba, seguro de repatriación sanitaria, el alquiler del GPS, del sistema satelital IriTrack y Sentinel de seguimiento y el suministro de todo el combustible.
Al traducir todo en números durante los 14 días de carrera que incluyen los bivouvac, una estimación daría para Argentina-Chile de un costo de 38 millones de euros. Por su parte la organización divide sus ingresos de varias maneras; por derechos de televisación U$S 92 millones, por inscripción de 198 autos U$S 5.200.000 , por 236 motos U$S 3.656.000, por los camiones U$S 3.200.000 y por los cuatriciclos U$S 458.000.Pero lo más importante para realizar el Dakar fué la predisposición gubernamental para hacerlo posible, la facilidad de trámites en la aduana chilena y los trámites aduaneros para la liberación de todos los vehículos de la competencia.
Antes de salir y marcar la hoja de ruta recibida, se verificaron los ajustes del GPS con sus gráficos y códigos establecidos por ASO y el control del sistema IriTrack satelital que la organización tiene para seguir a los competidores.
Así los Touareg pusieron marcha en fila rumbo a este en caravana tomando la ruta nº 30.
Resuelta la cancelción de la etapa 11 de la prueba especial con la que el Dakar se despedía de Chile, se continuó con la de enlace, el segundo cruce de los Andes a 4800m de altura que se transformó en rally tour a las nubes sin mayor exigencia que la de llegar a destino y así se contemplaron picos nevados ,salares y el lago Verde un espectacular espejo de agua, las arenas del Atacama se presentaron cómodas a la caravana que disfrutó del paisaje inhóspito en su escadada hasta los 4400m que hacía sentir la falta de oxígeno con cansancio y agitación y llegar al cruce fronterizo delPaso San Francisco para finalizar la mágica experiencia de vivir las alturas, el descenso se hace por la ruta 60 para llegar a Fiambalá y ser recibidos por su pequeña población con su gente en la avenida Diego Carrizo de Friter con el agasajo de empanadas y cerveza a la caravana y que mitigara los 38ºC.
La 12ª etapa continuó hacia La Rioja y para demostrar que la dureza para dominar no perdona ni hasta al más cómodo líder de la prueba que venía liderando Carlos Sainz, por un error de hoja de ruta cayó en el cauce seco de un rio y su Touareg quedo fuera de competición y decidir abandonar la carrera por causa de la lesión de fractura del omóplato derecho de su copiloto y así salió diciendo adiós de la competencia y de su posible retiro de la práctica deportiva automovilística. Ahora en la clasificación general vienen el norteamericano Mark Miller y el sudafricano Giniel De Villiers que también tuvo un accidente entre Fiambalá y La Rioja. El nuevo líder del en sus tramos finales De Villiers que ganó el tramo La Rioja en la 13ª etapa expreso;”Había lugares que solo caballos podían cruzar, y la navegación era casi imposibe con muchas piedras “.
En 3er lugar está posicionado Robbie Gordon con su Hummer negro que llama la atención al público y habla y firma autógrafos a la gente y con su personal estilo de conducción llegó a Anillaco festejando. El Dakar ya eliminó a sus más grandes candidatos y ahora es probable que la emotividad pierda carencia pero está la incertidumbre por el resultado del tramo final que puede deparar alguna sorpresa. En cuatriciclos Marcos Patronelli gana la etapa y continúa segundo que lleva diferencia al checo Machacek con mejor máquina tiene todo controlado entre tiempos y diferencias, pero nadie tiene la última palabra. En motos la 12ª etapa la ganó el francés Cyril Després con KTM consiguió avanzar al segundo lugar con el español Marc Coma que viene como líder de la competencia.
Hay que ganarle al destino las duras trances al tener en cuenta la lluvia, el viento, calor, frío y la arena junto a la distancia que no es menor para el cansancio que deja al piloto, sumar el trasladadarse por terrenos enbarradaos o arenosos no termina de dejar de ser una férrea lucha para seguir adelante.
El Dakar es una experiencia para exlusivos volantes que se plantean desafíos extremos y vencerlos no sólo por una cuestión deportiva, es una condición posicionada frente a la vida ante la adversidad.
Sólo se cuenta con la fé en sí mismo pensando en que todo se concretará y saldrá bién con vocación de esperanza, la adversidad en cambio puede demostrar todo lo contrario, así la creen los motociclistas, el español Isidro Esteve y el japonés Takuma Aoki que compiten en elDakar 2009. En ésta oportunidad Aoki de 34 años tiene un auto Isuzu con volante a la derecha y acostumbrado a una caja automática, ya que tiene 2 vértebras fracturadas de cuándo corría con moto de 500cc y sufrió una parálisis parcial en un accidente.También Esteve le ocurrió algo similar y ahora pilotea un auto Kyron disputando las complicaciones de supervivencia, ésto se comentaba de ellos en el vivoac del campamento instalado a lo largo de la carrera en lugares diferentes sobre el final de cada etapa en medio de 2000 personas que se mueven apresuradas y con preocupaciones.
Quedan al final de la carrera 118 motos, 88 autos, 14 cuatriciclos y 56 camiones que arribaron a Fiambalá.
Con la decepción del Matador el español Sainz por su abandono, el sudafricano De Villiers tomó la delantera con su Touareg 305 para imponerse el Dakar como ganador de la última etapa Córdoba-Bs As con un cuarto de hora más al segundo el español Joan Nani Roma con Mitsubishi y además le lleva 2m24seg a su coequiper el norteamericano Mark Miller para terminar su labor con el último tramo a BsAs.
En las motos triunfó Cyril Deprés KTM que consiguió descontar en la etapa 13, 1m48seg al líder en la general, el español Mark Coma con KTM que tiene asegurado el triunfo con 1h28m32seg de ventaja sobre el anterior.
Marcos Patronelli en cuatriciclo quedó noveno en la anteúltima etapa al romper un neumático con una piedra, pero en la general está segundo y a 6h26m3seg del tercero con lo cuál ganó la etapa y es escolta del líder de la prueba, al ser primero el checo Machacek.
El Dakar despertó mucho interés desde su inicio y también mereció tener un cierre de lujo con la llegada de los participantes ganadores que recibieron sus premios a su intrépida aventura durante 14 días, sorteando todo tipo de inconvenientes geográficos y climáticos por todo nuestro país y el chileno y conseguir llegar a Buenos Aires de dónde salieron.
Una rampa los esperaba en una pista central de arena para despedirse de los porteños que los festejaron en su hazaña deportiva extrema.
Cada competidor recibió su medalla y otros troféos con el logo de la prueba competitiva y junto a la foto tan merecida, así fué cuando llegaron Giniel Villiers y Mark Miller, pilotos y navegantes que desataron una guerra con champagne desde los techos de sus autos en medio de una lluvia de papelitos que los saludaban como indiscutibles intrépidos vencedores del primer Dakar sudamericano.